24. Conceptos finales relacionados con el surgimiento de las leyes biológicas y la NMG

Estos párrafos amplían la información sobre algunos puntos muy importantes para la comprensión integral de los programas biológicos. La lectura y comprensión puede ser un poco dificultosa, pero debe saber que el siguiente material informativo es una introducción a ciertas cuestiones biológicas y de funcionamiento (fisiología) del los organismos vivos, mediante la máxima simplificación de los contenidos más indispensables. 

Lateralidad biológica

La lateralidad biológica, tanto en hombres como en animales, es determinada en el momento de la primera división celular durante la embriogénesis. En el ser humano, la significancia de ser diestro o zurdo comienza con el cerebelo. Por lo tanto, para el cerebelo y el cerebro entero, la lateralidad de un individuo es de suma importancia. Para el tronco cerebral la lateralidad biológica es irrelevante. 

La lateralidad biológica puede ser fácilmente establecida con el test del aplauso (a saber: aplaudiendo como en el teatro). La mano de arriba es la mano dominante, golpeando la otra. Si la mano derecha golpea la mano izquierda, la persona es biológicamente diestra. Contrariamente, si la mano izquierda golpea la mano derecha, la persona es biológicamente zurda.

La masa del conflicto

La masa del conflicto es el producto de la duración por la intensidad del conflicto. En los SBSs controlados por la médula cerebral, la extensión de la necrosis siempre refiere a la masa del conflicto. Sin embargo, el tamaño de un quiste (fase PCL), también puede depender del “Síndrome” (programa de retención de agua).

En los SBSs controlados por el tronco cerebral, cerebelo y la médula cerebral, una constelación (2 FH en posiciones opuestas del cerebro) no tienen influencia en el desarrollo de las masas conflictuales. Esto es distinto en las constelaciones ocurridas en áreas de conflictos de territorio, de la corteza cerebral. Durante la fase de CA, el tamaño y la extensión de las úlceras son determinadas por la masa del conflicto. Con el impacto de un segundo conflicto, sin embargo, el desarrollo de la masa conflictual se detiene, a fin de proteger al individuo constelado.

“El Cerebro”

En otros tiempos, los pollos eran sacrificados cortándoles la cabeza, pero sucedía que esos pollos revoloteaban durante unos 100 metros – sin su cabeza. Esto no puede ser explicado mediante una clase de reflejo descontrolado porque el proceso de correr o volar es algo complejo, particularmente sin una cabeza para coordinar. Sin embargo, estamos obligados a considerar algo como «El Cerebro» coordinado, uno que es capaz de dirigir semejante movimiento.
Hasta hoy, todo árbol y toda planta todavía poseen «El Cerebro». Lo mismo debería ser cierto para cada animal e incluso cada ser humano. El «cerebro de la cabeza» es un «órgano» que refleja «El Cerebro». Es por esto que los centros de control en el cerebro (que se observan como Focos de Hamer o FH en caso de un SBS) están organizados de la misma manera que los órganos en el cuerpo. Los centros de control en el tronco encefálico, por ejemplo, están ordenados empezando en el área dorsal derecha ( = mitad derecha de la garganta = ingreso de comida) y siguen, casi un círculo completo, en sentido anti-horario hasta el área dorsal izquierda ( = mitad izquierda de la garganta = eliminación original de la comida).
Otro concepto remarcable es que el núcleo de cada célula graba y retiene todos los SBSs (programas biológicos especiales y significativos) que son experimentados, o hayan ocurrido en el organismo. Durante el curso de un SBS, el «cerebro de la cabeza» no sólo produce cambios en los órganos sino que también lo hace a nivel cromosómico.

Recomiendo profundizar en el estudio del Sistema Nervioso

Ir al artículo completo sobre sistema nervioso