Nueva Medicina
Germánica

Reaccionamos como animales ante temas sociales

En los animales silvestres no suelen verse casos de obesidad y lo que es más importante, no existe relación entre el concepto de belleza y el peso corporal. Los animales almacenan grasas, que son sinónimo de energía, para casos en particular como puede ser la hibernación, por ejemplo. En cambio pueden apreciarse casos de sobrepeso u obesidad en mascotas domésticas, estos casos respetan las leyes biológicas ya que obedecen a uno o varios conflictos con temáticas similares a lo que ocurre en los seres humanos.

Cuando un animal forma parte de un «rebaño» se encuentra protegido, cuidado y alimentado correctamente, formando parte de un clan en el cual los integrantes se encuentran en una comunidad y buscan el bien común, regresan a su peso natural. 

Para destacar es el hecho que en la naturaleza, la grasa es buena, en cambio la delgadez es sinónimo de simpaticotonía o conflicto activo. La naturaleza no se preocupa, en absoluto, por las apariencias. El sistema biológico, que es cada individuo, se preocupa por la supervivencia.

El tejido adiposo está formado principalmente por adipocitos, los cuales se pueden encontrar debajo de la piel (como grasa subcutánea) y también alrededor de los órganos internos (grasa visceral). Tienen función de apoyo, aislamiento, protección y reserva energética entre otras. 

En el ser humano civilizado, podemos observar varias temáticas de conflicto relacionadas con el desarrollo de obesidad, acumulación de grasa corporal o sobrepeso, las cuales están asociadas a estas funciones evolutivas de la grasa pero entendiendo el vínculo o traducción a la vida social.

Entonces podemos afirmar que frente a un conflicto de proximidad (contacto con alguien que pretende hacer un daño o ya lo hizo) desarrollamos grasa como aislamiento o protección. En caso que se viva un conflicto por miedo de faltar (relacionado al miedo por carencia) se acumulará grasa como reserva energética para evitar esa carencia futura. 

Por lo tanto, el cuerpo recurre a las herramientas conocidas para solucionar los problemas con programas instalados en nuestro código genético. Tiene mucho sentido desarrollar grasas como protección o reserva si experimentamos los conflictos descritos anteriormente.

Una de las cosas más importantes que debe comprender cualquier persona que se introduce en este universo de la NMG, es la capacidad de aceptar que TODAS las “enfermedades” son el resultado de algún conflicto en especial, desde un grano o forúnculo hasta el cáncer más agresivo.

Me voy a detener brevemente en una situación que suele presentarse durante el estudio o entendimiento de la NMG; y sucede que muchas veces vamos a decir la palabra cáncer. Sin embargo, puedo comprender que no es una palabra agradable, ni siquiera fácil de leer. En mi experiencia personal fue todo un desafío avanzar en el estudio, tanto de la medicina universitaria como de la nueva medicina germánica, porque cada vez que leía cáncer algo sucedía en mi interior. Un rechazo natural, por miedo y desconocimiento, suele brotar de nuestro interior generando más miedo y rechazo. 

Sin embargo, puedo asegurar que a través del conocimiento, la comprensión de las 5 leyes biológicas, el estudio, la verificación y sus propias experiencias, todas las personas cambian la definición de la palabra cáncer, desde el entendimiento científico hasta la construcción personal sobre el significado y sentido. 

En este punto quisiera remarcar que la NMG no es algo mágico, ni es algo sencillo, ni es una ciencia que se aprende con un libro como este, tampoco es fácil aceptar el paradigma, sobrellevar un programa biológico en carne propia y vivir cada día en base a ello. 

Para llegar hasta el momento en que la NMG ingresa en el día a día, en cada uno de los pensamientos y acciones de tu propio ser, se debe transitar un camino de conocimiento personal profundo, el cual implica un grado de sinceridad absoluta consigo mismo, de auto-evaluación y auto-evolución, de revisión, memoria y aceptación. 

Aquel que no esté dispuesto a verse tal cual es, que no esté dispuesto a cambiar aquello que identifica como conflicto o que no desea enfrentarse a su verdadero ser, por favor no continúe leyendo, porque este libro no es para esas personas.

NOTA PIE DE PÁGINA

Las preguntas que empiezan a surgir en relación con los avances tecnológicos y socioculturales son múltiples. Debemos empezar a analizar la relación con los celulares, o como interpreta nuestra mente la información recibida a través de las pantallas, y muchísimos más interrogantes que hacen a la NMG una ciencia viva, la cual también se está desarrollando y creciendo gracias a estos nuevos desafíos.