Nueva Medicina
Germánica

Mesodermo: características y comportamientos biológicos

El MESODERMO o capa intermedia, se divide en 2 grupos: un grupo más antiguo (mesodermo viejo) y una capa más joven (mesodermo nuevo).

El VIEJO MESODERMO tiene una función protectora, por lo tanto desarrolla el corion de la piel o dermis (incluyendo: glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas), pleura, peritoneo, epiplón mayor, pericardio, glándulas mamarias, túnica vaginal y testicular, y glándulas de los párpados. Todos los órganos y tejidos que se derivan del antiguo mesodermo se controlan desde el CEREBELO, que se formó junto al tronco del encéfalo.

En el caso de un conflicto biológico, todos los órganos relacionados a esta capa germinativa generan, durante la fase activa del conflicto, proliferación celular. En la fase de sanación, las células adicionales se eliminan con la ayuda de hongos y bacterias.

El NUEVO MESODERMO está vinculado a la movilidad y la acción, por lo tanto es la capa que desarrolla los huesos (incluida la médula ósea y las células sanguíneas), la dentina dental, el periostio, los músculos estriados, los cartílagos, los tendones, los ligamentos, el tejido adiposo, el tejido conectivo (incluida la neuroglía y la mielina), el endocardio y las válvulas cardíacas, vasos sanguíneos (incluyendo la aorta descendente, arteria carótida externa, secciones externas de las arterias subclavias, aorta abdominal, arterias cerebrales), meninges, vasos linfáticos con ganglios linfáticos, bazo, ovarios, testículos, cuerpos cavernosos del pene, parénquima renal, corteza suprarrenal, y partes del cuerpo vítreo. Todos los órganos y tejidos que se derivan del nuevo mesodermo se controlan desde la MÉDULA CEREBRAL, que se forma subyacente a la corteza cerebral.

En esta capa embrionaria, la fase activa del conflicto se caracteriza por necrosis celular. En la fase de sanación, se realiza la reparación con aumento las células adicionales se.