18. Tercera ley biológica: Ectodermo

Características y comportamientos biológicos

Por último, el ECTODERMO desarrolló la PIEL EXTERIOR o epidermis para cubrir toda el corion de la piel o dermis. También debemos tener en cuenta que desde la piel externa, el epitelio escamoso ectodérmico migró a través de los pezones a los conductos de la leche, al canal auditivo, a las cavidades nasales y al tracto respiratorio. Además cubría la parte exterior de los ojos. Es por esto que el epitelio escamoso se encuentra en la epidermis (incluidos los genitales externos y la vagina), conductos prostáticos, piel de los párpados, conductos de las glándulas de los párpados, conjuntiva, córnea, lentes, conductos galactóforos, el oído externo y el conducto auditivo, mucosa nasal, tráquea, laringe y cuerdas vocales y el bronquio. Todos estos tejidos están controlados desde la CORTEZA SENSORIAL.

En lo que respecta a su sensibilidad, este grupo de órganos sigue junto con los órganos del sistema urino-rectal el PATRÓN DE PIEL EXTERIOR (llamado así por su conexión con la piel externa) con hiposensibilidad durante la fase de conflicto activo y la Crisis Epiléptica/Epileptoide y con hipersensibilidad en la fase de sanación.

NOTA: Las sensibilidades del “patrón de piel externa” y del “patrón de mucosa de la garganta” son exactamente lo opuesto. Los dos patrones de sensibilidad explican por qué, por ejemplo, las úlceras estomacales causan dolor (hiperestesia) durante la actividad de conflicto, mientras que la ulceración en el recto causa entumecimiento (hipoestesia) en la fase activa de conflicto.

La corteza sensorial pre-motora y la corteza post-sensorial (que controlan todos los órganos siguiendo el “patrón de la garganta”, junto con el sistema urino-rectal y los nervios periósticos) son considerablemente más grandes que la corteza sensorial y la corteza motora. La corteza sensorial pre-motora y la corteza post-sensorial fueron originalmente un área grande única, que más tarde fue separada por la corteza sensorial y motora, manteniendo una conexión solo en la base del cráneo.

La retina y el cuerpo vítreo de los ojos se derivan del ECTODERMO. Se controlan desde la CORTEZA VISUAL ubicada en el lóbulo occipital, en la parte posterior del cerebro. La corteza visual y sus órganos correspondientes se desarrollaron antes de la corteza motora y sensorial.

Como conclusión podemos afirmar que mediante este conocimiento preciso sobre el origen y las funciones de todos los órganos y tejidos del cuerpo, se pueden hacer evaluaciones precisas y determinar los comportamientos presentes, pasados y futuros de todo el organismo.